miércoles, 12 de noviembre de 2008

No podréis conmigo

He caído al barro, me han hundido, empujado, golpeado, herido, maltratado, mutilado,... pero siempre he sabido resurgir de mis cenizas.
Siempre logro encontrar la salida, sé nadar en la oscuridad, volar en la luz, saltar los abismos y atravesar las montañas.
No podréis matar mi pluma, porque no es que mi "sangre muerda" (Pecado original, Carmen Beltrán, Ediciones del 4 de agosto), sino que yo misma tengo dos armas invencibles, las letras y la indiferencia.

1 comentario:

laggos dijo...

Me ha gustado bastante.

Que te vaya bien, xaoo.