lunes, 22 de junio de 2009

Amor: soledades hectasilábicas

Me duelen TUS horas.

Me duelen TUS sombras,

TUS manos, TUS dedos,
TUS pupilas

en mi memoria
que me dicen desde el recuerdo
que para mí no habrá besos,
caricias,
sueños...

1 comentario:

Angus dijo...

Dulces trazos simétricos.