lunes, 7 de octubre de 2013

Getting old

Hacerse mayor
con los años a la espalda
y tantos recuerdos que te arrastran.
Hay que hacerse mayor,
madurar,
pero duele tanto que el tiempo te aplaste
que a veces sólo quiero acurrucarme en tus brazos
y dar gracias por habernos encontrado,
dos juguetes rotos simulando ser mecánicos.
Hay que madurar,
pero siempre es más fácil
compartir equipaje que llevarlo uno solo,
sobre todo cuando hasta el aire puede derribarte.
Ha pasado más de un año
y aún estamos curando heridas
-no todas cicatrizan pronto-
y, sin embargo, no me importa que pasen otros quince
siempre que al despertar mis ojos vean los tuyos.
Hay que madurar,
es necesario,
hacerse mayor,
pero siempre a tu lado.

1 comentario:

Oski dijo...

Madurar sin alejarse de las personas que te hacen feliz :-)

Me gustó.