sábado, 17 de abril de 2010

I.

Cómo puedo quererte tanto
que me duele el respirar en las pestañas,
cómo soñar sin ti apoyando tu piel en la mía,
y cómo caminar sin tus pasos
acompañando mis pies.
Cómo hacer que el corazón no me lata
con este ritmo desenfrenado
y que las lágrimas se me agolpen en la garganta.
Cómo terminar el poema
sin tus ojos mirándome los dedos...

1 comentario:

lidia dijo...

una pizca de atención,me trajo por aca, y este poema es bellisimo!
gracias
lidia-la escriba