viernes, 23 de octubre de 2009

DECEPCIONES

Dejé de creer en los cuentos de hadas,
en los amores eternos, los finales felices, los fines de semana.
Dejé de creer
cuando descubrí que nuestros besos
fueron entre miles,
que tus "te quiero" y tus palabras
no superaron el abismo de la rutina,
que aquellos "para siempre" se quedaron en la frontera
donde anidan los sueños rotos y el tedio.

Dejé de creer,
en ti, en mí, en todo.
Dejé de creer
cuando me di cuenta
de que nos fuimos alejando en el camino,
de que te fui perdiendo sin quererlo,
y de que, aunque no busque tus labios,
has dejado un rastro en mí que echaré de menos.

1 comentario:

Iris dijo...

te odio ¬¬
xq me conmueves; es lo q he leido tuyo q mas me ha gustado